En polvo, en crema, en gel o en spray, el protector solar es algo indispensable y ya lo tenemos claro. Sin duda, es la mejor manera para prevenir manchas, signos de la edad y cáncer de piel. En resumen, este producto es el verdadero secreto de una piel joven.

Todos conocemos el protector solar en crema, el cual es un paso fundamental en nuestra rutina matutina antes de maquillarnos. Pero aplicar protector solar solo en la mañana no basta, debemos reaplicarlo cada 2 o 3 horas.

Visita también: Esta es la guía perfecta para decirle adiós a las ojeras

protector solar en polvo
Isdin

A pesar de los avances hechos en la industria, aún no llega a nuestras vidas un bloqueador que dure más de 24 horas. La mayoría de los protectores duran de 2 a 3 horas dependiendo de tus actividades. Por eso es esencial retocarlo a lo largo del día.

Pero, ¿cómo hacerlo sin arruinar mi maquillaje?

¡Muy fácil! Ya mencionamos que los avances en la industria de los SPF han sido muchos y uno de ellos es el protector solar en polvo. Con este producto, ahora es posible lo que antes creíamos imposible, mantener nuestro make up intacto y al mismo tiempo proteger nuestra piel de los rayos UV.

Visita también: Te dejamos este Top 5 de serums con vitamina C que debes probar

Existen protectores en polvo con color o traslúcidos (sin color), los cuales además de proteger tu piel del sol matificarán el brillo que aparece a lo largo del día, disimularán imperfecciones e hidratarán la piel.

Lo mejor es que al ser en polvo no dejará la cara blanquizca como la crema. Un buen producto te dará una textura ligera y natural, y permitirá que tu piel respire pues no tapa los poros.

Debemos ser abundantes con la cantidad de bloqueador que utilizamos, pues eso te asegurará que la protección indicada en el producto se cumpla. No olvides aplicarlo en el área que se encuentra alrededor de la nariz y en la línea del cabello.

Visita también: Exfoliación facial química y física: Esta es la diferencia

Dependiendo del tipo de piel, existe un bloqueador perfecto para ti. Hay algunos que matifican, para evitar el brillo en pieles con tendencia grasa, mientras que hay algunos que añaden brillo si tu piel tiende a ser opaca.

Lo mejor de todo es que usualmente vienen con una brocha aplicadora, para que puedas retocar en cualquier momento del día. Además son pequeños y no ocupan mucho espacio dentro de tu bolso.

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in:Style