in

Nueva Zelanda se convierte en el primer lugar del mundo en estar libre de Covid-19

Nueva Zelanda

Uno de los lugares más atractivos del mundo por sus paisajes dignos de películas de Hollywood, ha anunciado que entra a su «nueva normalidad» como el primer país del mundo en terminar con el confinamiento.

Visita también: Tu próximo viaje a Japón podría costarte la mitad

Este martes, Jacinda Ardern, primera ministra de Nueva Zelanda, dio el informe de que la población regresa oficialmente a sus actividades diarias gracias a que ya no registra ningún infectado por Covid-19.

Jacinda Ardern
Jacinda Ardern

No tener casos activos por primera vez desde el 28 de febrero es sin duda un hito importante en nuestro camino pero, como hemos dicho anteriormente, será esencial mantener la vigilancia contra la Covid-19

 Ashley Bloomfield, Director General del Ministerio de Salud

Con 22 muertes y 1,154 casos confirmados se le reconocen a este país las rápidas y efectivas acciones que tomó para prevenir una propagación del virus.

La decisión de regresar a las actividades diarias se debe a que no existe constancia de nuevos contagios desde hace 17 días y apenas una semana de un caso activo, el cual no cuenta con síntomas por lo menos hace 48 horas.

Nueva Zelanda
Nueva Zelanda

Tal es la seguridad de la ausencia del virus, que la producción de la secuela del film Avatar, liderada por James Cameron regresa a esta región para continuar con la grabación.

Visita también: Este aeropuerto ya no tiene vuelos, por lo que se convirtió en autocinema

Sin embargo, las fronteras aún se mantienen cerradas para el turismo, por lo que el acceso para la producción del filme Avatar 2 es con un permiso especial por parte del gobierno.

Esperamos que este sea sólo el inicio de algunas partes del mundo que comienzan a regresar a la normalidad por la ausencia del Covid-19.

newzealand.com

Written by Jonathan Pérez

Pau Donés

Pau Donés, fundador de la banda «Jarabe de Palo», pierde la batalla contra el cáncer

Alessandro Michele

Así es como el Covid cambia la industria de la moda