Si bien estos meses de pandemia han sido muy difíciles para distintos sectores, también han sido momentos de oportunidad para sobresalir.

Es aquí donde historias de éxito como la de Marcos Mendes, empresario brasileño que comenzaría su carrera con una compañía familiar de vitaminas que fundaría junto a su madre.

Marcos Mendes

Fiel a su ideología de que la calidad es lo primero y arriesgarse aún en los peores escenarios, Mendes es hoy en día un ejemplo de perseverancia, desarrollo y éxito.

Visita también: Jardines de México invita al personal de la salud a hacer un picnic en sus instalaciones

Sunflower

Fábrica Sunflower en Brasil

La compañía comienza hace 15 años en Araçoiaba da Serra como uno de los tantos negocios familiares que rodean la industria. Esta zona se caracterizaba por contar con muchos recursos naturales, sin embargo poco comercio y desarrollo privado.

Es así como junto a su madre comienzan a fabricar de forma artesanal vitaminas y suplementos nutricionales; teniendo muy en cuenta que a cada paso, la calidad siempre será la piedra angular de la producción.

Gracias a su alta calidad, consiguió poco a poco crecer su prestigio, llegando a tal punto donde la elaboración del producto requiere de más personal y construir una planta de producción.

El empresario de 44 años cuenta sobre lo que para él ha sido la guía al éxito, principalmente el sobresalir en un sector altamente competitivo; en tiempos donde Brasil lidiaba con una difícil recesión económica donde para él la clave del éxito es la calidad.

Desde nuestro inicio sabíamos que para ser competitivos teníamos que ofrecer un producto diferente, y lo que nos distingue es que tenemos un control de calidad muy riguroso. Nuestros clientes sienten tranquilidad y confianza cuando adquieren uno de nuestros productos porque saben que Sunflower es sinónimo de calidad. Empleamos los mejores ingredientes, usando la más avanzada tecnología y esto lo complementamos con un servicio al cliente altamente personalizado

Marcos Mendes, Sunflower
Marcos Mendes

Visita también: Av. Masaryk, uno de los corredores más caros del mundo y esta es su historia

Emprendiendo en medio de una crisis

Contrario a lo que muchas empresas similares hicieron durante la dura recesión económica del 2008; Mendes optó por mantener la calidad de sus productos, además de apostar por la expansión de Sunflower a otros países.

Fue gracias a la formación de alianzas clave con importantes tiendas que, contrario a cualquier pronóstico; lograría mantener su crecimiento, mientras que los competidores permanecerían en pausa.

Su perseverancia y continuo éxito lograron que se le reconociera como la «vitamina brasileña» designación que le ha ayudado a ganar aún más confianza y credibilidad entre sus clientes.

Para crecer en cualquier sector un buen empresario tiene que tomar riesgos, y si uno confía en la calidad de su producto esos riesgos tienen una buena probabilidad de éxito

Marcos Mendes

Empresario y filántropo

Marcos Mendes

Mendes conoce perfectamente el valor del desarrollo, es por eso que gracias a Sunflower y sus emprendimientos, que ha logrado levantar toda la ciudad de Araçoiaba da Serra; generando cientos de trabajos con estrategias de desarrollo y expansión que le han valido la atención de inversionistas, tanto locales, como internacionales.

Ha sido tal el apoyo que ha dado a su comunidad, que la avenida principal de Araçoiaba lleva actualmente el nombre de su madre. Ella además de ser cofundadora de Sunflower, es muy querida por la población.

Conservar el dinamismo, clave para los tiempos difíciles

Una vez conquistado el mercado Brasileño, llegando a colocarse como una de las 10 mejores compañías en Brasil, Marcos Mendes tiene una meta fija en mente; expandir su imperio a territorio estadounidense. Pero más importante aún, lograrlo en plena pandemia.

El éxito de Mendes ahora mira hacia Estados Unidos, en donde el mercado de suplementos nutricionales, y en particular el de las vitaminas que fortalecen el sistema inmune, ha visto un crecimiento sin precedentes en medio de la pandemia.

Mendes es fiel a lo que lo ha llevado a donde está ahora, apostar por el riesgo y es por eso que ahora cuenta con una fábrica en Miami.

En ella, se manufacturan actualmente productos para el mercado norteamericano, algo que compañías de la misma rama ya establecidas en los USA, no han logrado. Algunas de ellas son comercializadoras y/o importadoras, sin embargo, Sunflower provee al mercado local de vitaminas y suplementos nutricionales fabricados en el mismo territorio.

La diversidad de mercado es algo que también le ha servido mucho a Mendes, Sunflower no sólo fabrica productos de su propia marca; sino también es proveedor y productor de por lo menos otras tres marcas norteamericanas.

Visita también: Top 5: ¿Quieres saber quienes fueron las personas más millonarias del mundo en 2020?

En tan solo un año, la firma brasileña ha logrado ganarse el respeto y confianza de sus clientes estadounidenses, así como el reconocimiento de marca prestigiosa con certificaciones de la FDA.

Estados Unidos tiene un mercado de vitaminas amplio, competitivo pero generoso, sin embargo, sus tasas de interés están en los niveles más bajos, por lo tanto, este tiempo de pandemia, irónicamente, resulta ser el mejor tiempo para buscar el éxito en este país

Marcos Mendes, sobre el riesgo de invertir en tiempos de pandemia.

El resto es enorme, si se toma en consideración que este mercado en Estados Unidos es uno de los más grandes del mundo, el cual genera más de $122 billones de dólares por año.

Hoy día, Sunflower emplea a más de 700 personas y tiene fábricas en diferentes partes del mundo.

sunflower.com.br

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in:Leisure